La tripulación pidió al pasaje que volvieran a sus camarotes cuando el barco ya estaba hundiéndose