Las dos Coreas inician una nueva era: Prometen acabar con sus armas nucleares