Pyongyang advierte a Londres de que no podrá garantizar la seguridad de sus diplomáticos a partir del 10 de abril