Corea del Norte podría haber sufrido un ataque informático a gran escala