EEUU contesta a la amenaza norcoreana afirmando que está lista para responder