Corea del Norte sigue dispuesta a sentarse "cara a cara con Estados Unidos"