Los líderes europeos se comprometen a no tomar medidas unilaterales sobre refugiados