Colombia: Sobrevivir a la avalancha de lodo en Mocoa y tener fuerzas para seguir buscando