Clinton podría haber violado la ley al usar su e-mail personal para asuntos diplomáticos