“No puedo creer que fuese una esclava durante dos años”