Cientos de Papá Noel se ponen los esquíes y renuevan el espíritu navideño