Una futbolista colombiana podría ser sentenciada a muerte por tráfico de drogas