La central de Fukushima quedará totalmente cerrada dentro de 40 años