Canadá ya se preocupó por el ataque de los zombis