Los líderes europeos quieren resolver cuanto antes la salida de Reino Unido