Bin Laden no lideraba el yihadismo internacional cuando fue capturado