Un misil obligó a desviarse a un avión británico cerca de Sharm el Sheij en agosto