Ningún superviviente entre los 224 pasajeros del avión siniestrado en el Sinaí