Descartan que el collar colocado a una joven de Sidney tuviera explosivos