París intenta retomar la rutina en el tercer día de luto nacional