La operación de rescate termina con 11 secuestradores muertos y siete de los rehenes ejecutados