El balance final de fallecidos en la planta de gas argelina es de 32 milicianos y 23 rehenes