Breivik vuelve a abrir el juicio con un saludo nazi