El asedio a la ciudad de Alepo deja 500 muertos en 10 días