La ciudad siria de Alepo, arrasada por el régimen de Al Asad