El centroizquierda le arrebata a Angela Merkel el estado de Baja Sajonia