Ahmadineyad trata de calmar a una mujer que le pide comida