Las autoridades reconocen "errores graves" de la Policía en las agresiones de Colonia