El atleta más longevo del mundo se somete a la eutanasia tras diagnosticarle un cáncer