Inquietud por la desaparición de una pareja que mantiene su actividad en Facebook