Los independentistas llenan Bruselas de amarillo y esteladas