La Mesa será independentista pese a la ausencia de los presos y los fugados a Bruselas