El independentismo dividido y la legislatura en el limbo