Una imagen de Hubble muestra cómo morirá el Sol en 5.000 años