Michael deja una devastadora cifra de 16 muertos en su paso por los EEUU