El guardaespaldas de Adele enciende las redes