El 'fango rojo' de Hungría deja cuatro muertos