Hércules, el oso que fue criado por una pareja como su propio hijo