Las nuevas funcionalidades de Facebook, una puerta abierta a los hackers