La expedición de Madrid 2016 confía en poder persuadir al COI