Los Evangelistas de Valencia se desmarcan de los individuos que sembraron el caos en el metro