Jáuregui no entiende qué "entusiasmos" pueden despertar "partidos pequeños que nunca han acreditado nada"