Un estudio relaciona las olas de calor con el aumento de asesinatos machistas