Máxima expectación en la sede de Vox