El juez denegó 13 veces la salida del violador pero la Audiencia de Barcelona lo permitió