Lo que no vimos ni escuchamos el día que Colau fue al Congreso