Ganó un líder denostado por la vieja guardia socialista