El vídeo de Cifuentes tras robar dos botes de crema en un supermercado desata reacciones de todo tipo