Defensa evita hablar de paralización y afirma que el contrato de venta de bombas a Arabia Saudí está “en estudio”