Los presos catalanes llegan a la cárcel de Zuera, Zaragoza, donde harán noche antes de llegar a Cataluña